• Enrique Silva

GLORIA BELL

Actualizado: 25 de abr de 2019

"Gloria Bell" existe gracias a la muy buena película chilena "Gloria" (2013), de Sebastián Lelio, que fue un éxito comercial en diversas partes del mundo pero no tuvo la misma recepción en Estados Unidos (el público norteamericano no tiene la costumbre de leer subtítulos). Por lo tanto, Hollywood tenía que hacer su propia versión. Y la mejor decisión para la 'americanización' fue que el mismo Lelio se haga cargo.


El mayor acierto de esta revisión es la participación de Julianne Moore y John Tuturro, ambos estupendos en los roles estelares, en reemplazo de Paulina García y Sergio Hernández. La sólida química que se percibe en sus escenas juntos es indiscutible. Sin embargo, el relato le pertenece a Moore, quien al igual que García domina por completo y hace suyo el personaje de la divorciada cincuentona de espíritu libre -madre de dos hijos adultos- que busca darle un rumbo a su vida y se le da la oportunidad de un inesperado romance.



Lo demás es mero trámite, bien empaquetado por el hábil realizador, cuyo primer filme en inglés, "Disobedience" (2017), fue el puente para el salto al mercado estadounidense tras el Oscar de "Una mujer fantástica" (2017). Para darle una fluidez acorde con los moldes hollywoodenses, Lelio ha modificado levemente la construcción de la historia, acomodando ciertos diálogos, acortando algunas escenas, editando otras. También ha cambiado la música y canciones, y optado por determinadas variantes en los escenarios donde transcurren las acciones. Ha dejado, eso sí, que prevalezcan tal cuales los momentos significativos.


Ahí están, por ejemplo, la cena en casa del hijo de Gloria donde esta presenta a su nueva pareja, la lectura del poema (resulta muy importante que sea el mismo del largometraje original), el viaje de Gloria y Turturro (Arnold en la ficción), que aquí es a Las Vegas, y el posterior acercamiento sorpresivo de ella a la casa de él para 'liquidar' la relación.

Resume, asimismo, ese espíritu libre que encarna la madura mujer en la calcada secuencia del matrimonio, al compás del tema original de Umberto Tozzi en la voz de la norteamericana Laura Brannigan, quien lo relanzó en los años 80.


"Gloria Bell" es un correcto 'remake', que luce estéticamente mas sofisticado, glamoroso si se quiere, que la cinta original. No obstante esto, no alcanza su mismo nivel, el encanto ya no funcional igual. Es el riesgo de volver sobre -o replantear- un mismo argumento.

20 vistas
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon

© Copyright 2019-2020 La Pandilla Salvaje- Todos los derechos reservados.