• Rodrigo Bedoya Forno

Los testigos de Putin

Esta sorprendente película, que se exhibe en la sección Ambulante, usa un material de archivo de enorme valor: el director del filme formó parte de la campaña que hizo que Vladimir Putin ganara las elecciones del 2000 y tuvo acceso ilimitado a la intimidad del presidente ruso. El Putin que vemos parece un modernizador, alguien que está dispuesto a acabar tanto con el pasado comunista como con la crisis que generó la renuncia de Boris Yeltsin a partir de un discurso de esperanza y de respeto irrestricto a las normas democráticas.



Pero, durante el primer año de gobierno, las cosas cambian y Putin va mostrando su costado más autocrático, justificando la nostalgia por la Rusia Imperial y generando dudas entre aquellos que lo llevaron al poder, como el propio Yeltsin. Lo apasionante del filme es que las imágenes que usa el director del filme no plantean una alegato o una crítica subrayada a Putin: por el contrario, lo que vemos son los rastros de una personalidad que entra al poder de una forma y poco a poco va cambiando, mostrando su costado más oscuro dentro de un manejo del poder que Putin ha institucionalizado. Las decepciones y preocupaciones que expresan tanto el director (que conversa con Putin en varios momentos) como las personas más cercanas a él van marcando un retrato de lo que es hoy el presidente ruso: las ambigüedades del político y su discurso son las clarinadas de alerta que llegaron muy tarde. De lo mejor del festival, por lejos.

14 vistas
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon

© Copyright 2019-2020 La Pandilla Salvaje- Todos los derechos reservados.