• Rodrigo Bedoya Forno

Bafici: películas comentadas

Music and Apocalypse (Competencia Internacional). Todos los males del mundo académico y como el capitalismo lo ha atravesado de cabo a rabo son expuestos en esta comedia alemana, donde los personajes parecen absolutamente desconcertados sobre los cambios que imponen la tecnología, los fondos de investigación y demás realidades de la academia. Su humor absurdo funciona por momentos, pero la cinta peca de autoindulgencia, como si viviera fascinada por su propio sentido del humor y originalidad.


Spice it up! (Competencia Internacional). Esta comedia canadiense que gira en torno a una cineasta que busca hacer una película sobre unas chicas que entran al ejército funciona en su primera parte, cuando nos va mostrando la impotencia de la directora por no poder encontrar el sentido de su trabajo, y los mensajes contradictorios que va recibiendo de diversas personas que la ayudan. Pero el problema es que la cinta comienza a repetir esa fórmula una y otra vez, y chiste repetido ya no da risa: para la segunda parte, la cinta se agota en su propuesta.


Cronofobia (Competencia Internacional). Este drama italiano consigue generar algún interés cuando se centra en la relación entre sus dos protagonistas, cuyas motivaciones permanecen ambiguas y poco definidas, como dos espectros que no terminan de encontrarse en el mundo. En ese juego de los silencios y lo no dicho, la película consigue generar cierta tensión. Pero, de pronto, las motivaciones quedan claras, los motivos subrayados y los intentos de redención, explicitados, lo que hace que el filme pierda toda su intensidad y se vuelve bastante solemne. Ni las referencias a “Vértigo” la salvan.


The Unicorn (Competencia Internacional). Peter Grudzien es un músico que adquirió hace unos años cierto reconocimiento dentro de la escena independiente de EE.UU. por hacer música country gay. Pero de ese reconocimiento queda poco en el retrato que plantea este documental estadounidense: más bien lo que importa es ver la marginalidad y precariedad en la que vive el músico en su departamento de Nueva York, junto con su padre, de más de noventa años, y su hermana, con claros signos de enfermedad mental.


Con grabaciones hechas entre 2005 y 2007, la película nos acerca a la violencia en la que ha tenido que vivir el personaje por su sexualidad, y como esa violencia de manifiesta ahora en lo más cotidiano: la relación rota con su padre, su propia capacidad autodestructiva y la condición de la hermana dan cuenta de una vida profundamente herida, donde el presente da cuenta de un pasado tenso y sórdido. Peter resiste como puede a esa violencia, mientras debe luchar con los vecinos, la policía y unos familiares que le quieren quitar su casa. Como personaje de canción country, hay algo romántico pero también trágico en esa lucha, que la película muestra sin concesiones.


-The Scoundrels (Nocturna): Esta película taiwanesa de acción tiene su fuerte justamente en las escenas de acción, que tienen en sus mejores momentos cierto nivel de delirio bastante elevado. Fuera de eso, la historia de un delincuente con bastante mala suerte que se ve atado a un ladrón de bancos se maneja en base a estereotipos, con personajes bastante endebles y situaciones que se van acumulando sin aprovechar del todo la tensión que podrían generar.


-Badur Hogar (Competencia Argentina): Esta comedia argentina narra la historia de un hombre que, en sus treinta y picos, no ha conseguido nada en la vida: vive bajo la sombra de su familia, que tuvo una empresa de electrodomésticos en Salta, no tiene un trabajo estable y parece que la vida le ha pasado por un lado. A eso se suma un problema de salud que lo tiene preocupado. Pero todo eso cambia cuando conoce a una chica que le hará ver las cosas desde otra perspectiva.


El principal problema de la película es que se siente que está construida con una camisa de fuerza: las situaciones son demasiado tópicas y se quedan en lo superficial, como si el guion sintiera que es su obligación tocar todas y cada una de los esquemas que uno podría esperar en una comedia de crecimiento: la familia, el romance, el amigo exitoso y el amigo fracasado, entre otros.


Pero también es cierto que la película consigue salir un poco de ese determinismo del guion a través de las interacciones de sus personajes y del trabajo de sus actores. En esas interacciones hay un costado de espontaneidad, frescura y calidez que le da vida a la cinta; y esa naturalidad consigue momentos verdaderamente graciosos.



-Ma nudité ne sert a rien (Vanguardia y Género). Marina de Van se filma a si misma en este muy interesante ejercicio de autoficción: la directora y actriz francesa se interpreta a si misma y como va lidiando con su propia sexualidad y su condición de mujer. Ella, desnuda la mayor parte del tiempo, va encarando sus dudas sobre qué busca al momento de una relación sexual, su soltería y cómo asume las expectativas que la sociedad había puesto en ella por ser mujer (familia, hijos).


El cuerpo de De Van es el centro del filme: ella lo filma con absoluta conciencia de su forma y de cómo el tiempo lo ha tratado: los 47 años que ella tiene son un tema recurrente dentro de las dudas sobre las que reflexiona. La desnudez de la directora es la base de la cotidianidad que ella busca construir: una cotidianidad explícitamente sensual, basada en su ir y venir, en su movimiento o en su descanso.


Es así que De Van va recreando e interpretando diversos momentos, desde encuentro sexuales hasta momentos familiares, pasando por citas con hombres que conoce en Tinder hasta sus siestas y sus momentos de vacaciones. La realizadora plantea el juego de la representación de ella misma: ella se desnuda y nos presenta sus dudas y miedos, pero manteniendo siempre el costado lúdico de la ficción, de la conciencia de estar interpretando. De Van juega a ser ella misma, y eso le permite mostrar toda la vulnerabilidad que expresa. Pero, al ser una representación, eso también da espacio para la esperanza y la fantasía del final feliz, como la más dulce comedia romántica. La directora, dentro de sus angustias existenciales, se divierte con los tópicos y la convenciones narrativas. Una de las mejores películas vistas en este Bafici.

0 vistas
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon

© Copyright 2019-2020 La Pandilla Salvaje- Todos los derechos reservados.