• Rodrigo Bedoya Forno

Bacurau

La nueva película de Kleber Mendonca Filho (esta vez, en codirección con Juliano Dornelles) tiene claros elementos de western: en un futuro cercano, un pueblo del desierto brasileño comienza a ser acosado por una banda de mercenarios contratados. Se nota que el cineasta, responsable de las notables “El sonido alrededor” y “Aquarius”, conoce bastante bien el género y va estableciendo el ambiente necesario para meternos en la intriga: la cotidianidad que se va volviendo cada vez más rara, la violencia seca que de pronto estalla, los extraños que comienzan a aparecer y que, detrás de su aparente normalidad, esconden motivaciones bastante oscuras.



El problema del filme es que esta ligazón con el género esconde una intención más profunda: hacer una parábola sobre el Brasil contemporáneo, sobre quienes tienen el poder y que se puede hacer para resistir a su conducta totalitaria. “Bacurau” es un western en tiempos de Bolsonaro, y ese costado metafórico es mucho menos logrado, sobre todo porque los villanos (los mercenarios estadounidenses que atacan el pueblo) son estereotipos muy gruesos: racistas, locos por las armas, violentos, más guiados por la fuerza y los impulsos que por la inteligencia para diseñar un buen plan.


Se siente que Mendonca y Dornelles han querido que prime el costado político por sobre la filiación con el género: el asunto está en que, a fuerza de estereotipos y trazo grueso, toda la parábola resulta muy obvia y didáctica. Esto hace que la película sea, al final de cuentas, bastante decepcionante.

10 vistas
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon

© Copyright 2019-2020 La Pandilla Salvaje- Todos los derechos reservados.